CONSEJOS A TENER EN CUENTA

En primer lugar y aunque sabemos que es un día de nervios para todos, desde OhQueFoto queremos transmitiros tranquilidad y que se la hagáis llegar a vuestros niños. Esta tranquilidad creará un mejor ambiente donde el niño se sentirá más seguro (y por consiguiente, más guapo) durante su sesión fotográfica. El día de la Primera Comunión es un día difícil para ellos y de mucha responsabilidad y necesitan estar concentrados y tranquilos. Esto hará que la disfruten al máximo y se reflejará en sus fotografías.

MÚLTIPLES FOTÓGRAFOS

Somos conscientes de que alrededor nuestro hay muchos familiares a los que les apetece tener una foto de inmediato de los niños y que cuentan con móviles, cámaras y dispositivos varios para poder conseguir la mejor fotografía. En OhQueFoto rogamos encarecidamente que tratéis de hacer esto lo mínimo posible y que además así se lo transmitáis a vuestros invitados. Es muy perjudicial para nuestro trabajo tener a familiares que se colocan delante de nosotros en momentos clave para tener la mejor foto o también que llaman a los niños para que les miren para hacerles la foto. Ese tiempo que el niño está mirando al móvil de su familiar es un tiempo clave en el que seguramente habremos perdido un momento decisivo dónde el niño podría estar perfecto si no hubiese mirado al móvil. Os pedimos por favor que le hagáis llegar a los niños el concepto de "un sólo objetivo" y que se centren en los fotógrafos que en definitiva, hemos venido para eso.

NOS ENCANTA LO QUE HACEMOS

Nos encanta que aportéis ideas y sugerencias, para eso quedamos con vosotros antes de la sesión y charlamos sobre lo que os gustaría o no hacer. Durante la sesión fotográfica en cuestión, sabemos lo que queremos conseguir y cómo lo queremos conseguir, por tanto es muy recomendable que nos dejéis a nosotros la responsabilidad de tratar con vuestros hijos. No es bueno atosigar al niño ni decirle como tiene o no tiene que posar o sonreir. Los niños son niños y lo que más nos gusta de ellos es su espontaneidad y naturalidad. Ellos tienen que estar tranquilos, divertirse y disfrutar de la sesión fotográfica y si les estamos todo el tiempo diciendo que se comporten de una manera determinada al final les genera una tensión e incomodidad que se refleja en las fotografías.

No es muy positivo hacerles comentarios cómo "no sonrías que se te ven los dientes separados" o "no bajes el cuello que te sale papada". Con esos comentarios no hacemos otra cosa que generarles complejos. Son guapos tal y como son, con su alegría, con su timidez, con sus sonrisas y su personalidad. Esa personalidad es la que hace especial a cada niño y si no les dejamos sacarla no estarán cómodos en sus fotografías y no quedarán contentos con el resultado.

LO IMPORTANTE SON VUESTROS HIJOS

También queremos recordaros que lo más importante no son las fotografías, sino la felicidad de vuestros hijos y que pasen un día muy especial y aprendan los valores que les habéis querido transmitir al hacer su Primera Comunión.


¿Tienes más preguntas?